I.LETRADA.CO | VERSIONES CAPITALES | UNA PEQUEÑA ESCRITORA
VERSIONES CAPITALES
UNA PEQUEÑA ESCRITORA
ESCRITO POR
Josue Correa Valbuena
Amo la naturaleza “con alma, vida y sombrero”.
IMÁGENES POR
Violeta Correa Bohórquez
Quiero viajar, conocer el mundo, tomar fotografías y hacer cine.

UNA PEQUEÑA ESCRITORA

Cuentos, dibujos y acordes de Violeta Correa B.
Violeta tiene doce años. Ella lee, pinta, hace música, canta y escribe cuentos. Su caso, por fortuna, ha escapado de la situación que viven la mayoría de productos creativos de los pequeños artistas, la falta de espacios para trascender. Y como su voz tiene un lugar en el mundo, aquí está su padre entrevistándola. Violeta reflexiona de una forma peculiar sobre su obra, mientras invita a los niños y niñas a no olvidar que sus anécdotas cotidianas y percepciones del mundo son la mejor fuente de inspiración.

 “En momentos de crisis la imaginación

 es más importante que el conocimiento”

Albert Einstein

En escuelas, colegios y academias se escriben, componen, crean fantasías llenas de imaginación y arte. Sin embargo, estas actividades con sus creativas composiciones generalmente no trascienden, todo se queda en el hacer del momento o por cumplir una tarea; en el transcurrir social de los pueblos a veces sólo se muestran cifras económicas. Es necesario buscar caminos para que los pequeños artistas amplíen su visión fuera del aula.

 Ejemplos hay dentro y fuera de la escuela que al proporcionar medios, estímulos e importancia a sus imágenes, canciones o palabras, e hilvanándolas dentro de un tejido mágico de expresiones culturales motivantes como recurso afectivo, creativo, pedagógico e histórico, surgen niñas y niños con talento capaces de generar historias y producir obras importantes.

Mi hija menor, Violeta Correa Bohórquez, es una alegre y amorosa niña que lee, pinta, hace música, canta y escribe cuentos. A los 8 años ilustró un libro sobre folclor literario y a los 10 ganó el concurso de literatura infantil «Leer y escribir para comprender el mundo - 2012», convocado por la Secretaría de Educación y el Concejo de Bogotá. Luego publicó su primer libro conformado por 50 cuentos recreados con lápices de colores y pinceles; ilustraciones de campos, ciudades, personas, animales, brujas y fantasmas pintados por ella andan y habitan sus relatos. A partir de sus percepciones de las cosas, los sentimientos, la vida y el mundo, Violeta dibuja y escribe con gran imaginación y capacidad de asombro.

Sin proponérselo, en la actualidad es una de las escritoras e ilustradoras más jóvenes de Latinoamérica. Este logro es el resultado de diversas circunstancias dentro del contexto familiar y escolar que ayudaron a que llegara a concretar sus ideas.

La Secretaria de Educación presenta a Violeta como ejemplo de aprendizaje constante que no solamente se adquiere dentro de las aulas, donde es posible potenciar el talento desde los primeros años, donde los niños y niñas tienen la capacidad de imaginar, crear, dibujar y escribir sus sentires, pareceres y vivencias. 

Espero que, con algunas preguntas sobre su quehacer cotidiano, podamos conocerla un poco más.

Empecemos. ¿De dónde nació la idea del libro?

Al comienzo no tenía la idea de hacer un libro, sencillamente escribía cuentos, a veces eran de tarea, o por escribir. A mi papá le gustaban y me decía que si tenía más temas para otros, de pronto se me ocurrían de lo que veía, soñaba o leía, o lo que pasaba en los días de estudio o vacaciones. Entonces le iba contando a mi papá y él los iba copiando, o a veces yo. Cuando teníamos bastantes se nos ocurrió lo del libro.

¿Qué preguntas recuerda que le hayan hecho sobre el libro?

Varias, empezando por el título, me preguntan que por qué ese título, les contesto que como siempre he escuchado que los abuelitos les cuentan historias a los niños para dormir, entonces se me ocurrió lo contrario, «Cuentos de una niña para dormir abuelitos».

También me preguntan que si los dibujos son míos, que si estoy escribiendo otro libro, que cómo nacen las ideas para los cuentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y cómo nacen?

De sueños, de cosas que me pasan, de ideas que me llegan así de un momento, por lecturas, o de juegos, de historias que me cuentan, de viajes, de anécdotas.

¿Recuerda algunas?

Sí, una vez que mi papá se fue para la biblioteca yo me quedé jugando en el computador, cuando de pronto hubo un temblor muy fuerte. Mi hermana Tania estaba durmiendo, me fui a contarle y ella pensó que yo estaba saltando encima de la cama, de ahí nació la historia del «temblor interrumpidor».

Otra vez que quería ir a caminar sobre la nieve nos fuimos para el nevado de Güicán en Boyacá (porque mi papa es de allá), conseguimos caballos para subir, el que yo llevaba se enfermó, entonces de ahí nació el cuento del «caballo que le dio soroche». Otro, cuando Frodo, el gato de la casa, se sentaba en mi cama a escuchar con atención las historias que me contaban por la noche, entonces se me ocurrió «el gato cuentero».

¿Para dormir le contaban cuentos?

Sí, desde que me acuerdo mi papá me leía a la hora de dormir, a veces le decía que mejor me contara historias de cuando vivió con los indígenas en el campo selva.

¿Recuerda alguna en especial?

Sí, varias. Las que más me gustaban eran la de un conejo que siempre engañaba a la zorra, también la de un oso que perseguía a mi bisabuelo: él en sus viajes por el páramo tenía una cueva para dormir, allí un día llegó el oso con hambre y se le comió la cama que era de cueros de oveja, entonces el oso se indigestó y se murió. Cuando el abuelo llegó a dormir se asustó porque encontró al animal acostado. Como era cazador le tiró palos y piedras, le disparó varias veces pero el oso estaba muerto.

Otra fue cuando el abuelo de mi papá mató al Espíritu Santo. Cuenta mi papá que cuando estaba en la escuela la abuela era la maestra y la mayoría de los estudiantes eran indígenas. Cuéntela  papi...

(acá Violeta vuelca y me entrevista a mí…)

 Bueno, esta historia resumida sucedió así en mi primer año de estudios: resulta que estábamos en un bosque leyendo un libro sobre religión, era el catecismo del padre Astéte. Como no había salón de clase estudiábamos debajo de los árboles, cuando de pronto apareció volando una apacible ave blanca, dio vueltas alrededor nuestro y se posó en la copa del árbol más alto desde donde nos observaba con mucha atención. Como no conocíamos esa ave la relacionamos con lo que estábamos leyendo y pensamos que era el Espíritu Santo, corrimos a decirle a la profe. En esas llegó el abuelo y nos dijo: “chinos pendejos, eso es una garza, los chamanes necesitan sus plumas para los rezos”, y sacó su rifle de cazador y la mató. Desde entonces los indígenas cuentan que el taita blanco mató al Espíritu Santo.

¿Violeta qué les recomienda a los padres y abuelos?

Que jueguen, que se diviertan, que sean consentidores, que cuenten historias.

¿Y a los niños y niñas?

Que jueguen y viajen bastante, que hagan cosas que les gusten, que busquen su talento, que se diviertan, que sean felices, que tengan en cuenta las anécdotas cotidianas, son únicas, éstas no se deben perder.

Como padre y docente siempre recomiendo el juego, sea por diversión o por competencia; esta actividad trae felicidad, y a eso fue que vinimos a esta corta travesía por el mundo. Con Violeta hemos practicado diversos juegos, desde los tradicionales como el trompo, el tejo, la rana y el billar, pasando por algunos ya desaparecidos que jugaban los abuelos como el pumpuñete y el runcho, hasta otros de gimnasia mental más compleja como cartas, acertijos, rompecabezas y  ajedrez.

¿Cómo describe su ambiente familiar?

Me han criado en un ambiente de lectura y escritura, en vacaciones viajamos al campo, a otras ciudades y a veces a otros países. Vamos a museos, a teatro, a cine y a conciertos. Como vivimos cerca de una biblioteca grandota y bonita, vamos con frecuencia, allí cuando más pequeña me decían Matilda.

¿Fuera de la escritura qué otras actividades practica?

Estoy estudiando música en una academia, allí estoy en un grupo con otras niñas y niños. Este año participamos en el festival internacional de la canción infantil Latinoamericana y Caribeña, fue chévere, conocimos artistas de varios países.

¿Qué instrumento está aprendiendo a tocar?

Tiple y violín.

¿Y anécdotas después del libro?

Una que contaron de una niña que cuando le regalaron el libro se puso a leérselo a la abuelita para que se quedara dormida.

Otra fue cuando una profesora, que es mamá de mi amiga María que estudia conmigo, me invitó a su escuela, allí conocían el libro, ese día estaba el escritor Celso Román. Allí empezaron a hacer preguntas sobre el libro, yo les contaba cómo lo escribí y que mi papá me acompañaba bastante. Una niña me preguntó ¿cómo hace tu papá para pasar tanto tiempo contigo? Yo le conté y le dije que para él es muy importante dedicarle bastante tiempo a los hijos. Entonces la niña dijo, "mi papá casi no pasa tiempo conmigo", y se puso a llorar.

Como padre de familia me parece fundamental dedicar varias horas diarias a los hijos si queremos descubrir y potenciar en ellos las habilidades, la imaginación, la inteligencia que beneficien la creatividad. Este proceso se debe dar desde los primeros años, inclusive la estimulación debe ser desde antes de nacer. Los expertos recomiendan que el acompañamiento debe darse dentro de un ambiente lúdico, ético y democrático, con sentido del humor, con respeto por las opiniones, así parezcan surrealistas o absurdas en la lógica “normal”.  Esto estimula la autonomía, la autoestima y el desarrollo del pensamiento crítico.  Con Violeta se ha procurado llevar este proceso, desde sus primeros años ha explorado diversas posibilidades de juegos, excursiones, cursos y aprendizajes fuera del aula, destacándose fundamentalmente en diversas expresiones artísticas como dibujo, pintura, fotografía, teatro, música y literatura.

Para cerrar, mejor con la voz de Violeta, unas últimas preguntas para contestar rápidamente:

¿Cuál es su color favorito? 

El violeta.

¿Sus cantantes preferidos?

De Colombia Piero, aunque también es argentino, otros One Direction.

¿Pintores que le gusten?

Frida Kahlo, Van Gogh, Renoir y Klimt.

¿El libro que más recuerda?

El Principito.

¿Películas favoritas?

Amélie, Harry Potter Y Matilda.

¿Qué país le gustaría conocer? 

Brasil.

¿En el futuro qué le gustaría hacer?

Estudiar teatro, ser actriz y directora de cine. Las primeras películas que pienso hacer son Matilda II y un documental sobre Güicán y los páramos.

 

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
GLOBALIZAR LA PAZ
numero 27 / Noviembre - 2014
Pasa mucho en este mundo y cuesta seguirle la pista a las causas de cada guerra, de cada muerte, de cada nuevo indicio del reordenamiento del sistema internacional. Jorge Mantilla nos permite acercarnos un tanto más a la comprensión de las dinámicas mundiales y la posibilidad de su resolución hacia la paz.
UNA DESNUDISTA DESOBEDIENTE
numero 26 / Agosto - 2014
Un cuerpo que sabe de su propio placer es un ser potencialmente menos dominable, más emancipado. El sexo y el placer dan cierto nivel de libertad.
EL DEPORTE EN COLOMBIA
numero 25 / Junio - 2014
El periodismo ha sido una de las grandes fuentes de conocimiento y reflexión, crítica y superficial, sobre el lugar del deporte olímpico en la construcción de nación.
BRUJAS, YERBERAS Y OTRAS HIERBAS RARAS
numero 18 / Octubre - 2013
EL AMOR DE OTRAS MANERAS
numero 17 / Septiembre - 2013
El disgusto por las formas de amor tradicionales ha movido a María Teresa hacia una práctica menos impositiva: la hamora.
QUÉ DIFÍCIL EL POLIAMOR…
numero 17 / Septiembre - 2013
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :