I.LETRADA.CO | El paragüero | NUEVAS FRONTERAS
El paragüero
ESCRITO POR
César Sánchez Avella
Abogado y especialista en derechos de familia de la Universidad Nacional. Magister en estudios culturales de la Pontificia Universidad Javeriana.

NUEVAS FRONTERAS

EN LOS ESTUDIOS DE GÉNEROS Y SEXUALIDADES[1]

FRONTERAS: Encuentro Interdisciplinario de Investigación en Géneros y Sexualidades surge como una nueva etapa en el largo y complejo proceso de reflexión académica que ha tenido lugar en Colombia desde 2001 con el ya conocido Ciclo Rosa Académico.

El Ciclo Rosa Académico surgió como una serie de conferencias en apoyo al Ciclo Rosa de cine -ahora Ciclo Rosa Audiovisual-, y a lo largo de sus 13 años de existencia, se convirtió en un espacio privilegiado -si bien no exento de polémica- para las más diversas reflexiones en torno a problemáticas sociales relacionadas con géneros y sexualidades. Gracias al compromiso y la valiosa gestión de académicxs como Carmen Millán de Benavides y José Fernando Serrano, y al apoyo de un buen número de colaboradorxs, el Ciclo se convirtió en un referente de la reflexión académica en la materia en el país.

El Ciclo Rosa Académico contó con la participación de conferencistas nacionales e internacionales de reconocida trayectoria, y promovió  debates en torno a temas como los crímenes de odio, la teología queer, la relación entre literatura y sexualidad y la movilización social. También abrió espacios de discusión sobre políticas públicas con enfoque diferencial, lo cual contribuyó a la formulación de las Políticas Públicas LGBT de Bogotá, en 2005. Adicionalmente, desde las ciencias sociales, las artes y los estudios culturales, el Ciclo abordó una variedad de temáticas asociadas a la existencia y desafíos que enfrentan en Colombia muchas personas que son excluidas y marginadas por su género y sexualidad.

Desde sus inicios, el Ciclo Rosa Académico tuvo sede en el campus de la Pontificia Universidad Javeriana y, más concretamente, en el Instituto de Estudios Sociales y Culturales PENSAR, instancias que le brindaron un invaluable apoyo desde sus inicios. Sin embargo, la realización del Ciclo 2013 se vio trastocada por la presión de ciertas organizaciones religiosas como “Voto Católico Colombia”, que lograron incidir en las jerarquías institucionales jesuitas mediante una fuerte campaña en redes sociales y un lobby estratégico con instancias católicas superiores. La campaña surtió efecto, ya que algunos jerarcas consideraron que los contenidos del evento académico resultaban incompatibles con la naturaleza confesional de la Pontifica Universidad Javeriana, por lo que su realización en el campus resultaba inaceptable.

La decisión inicial de los directivos de la Universidad de no albergar el Ciclo dentro del campus generó una fuerte polémica, tanto dentro como fuera de la institución. Se levantaron voces de apoyo a la medida, asegurando que a pesar de su fuerte inspiración académica y su compromiso social, el Ciclo Rosa era un evento de “propaganda del estilo de vida homosexual” y de difusión de la “ideología de género” y que, por tanto, desafiaba los valores propios de la religión católica.

Sin embargo, también se alzaron numerosas voces de protesta entre estudiantes, docentes y administrativos, quienes consideraron que la medida violaba la libertad de cátedra, pensamiento y expresión, en una institución que no puede permitir ninguna censura, por motivos religiosos, en su actividad académica. Muchas personas, inconformes con la expulsión del Ciclo Rosa del campus de la Universidad Javeriana, después de más de una década de actividades, se expresaron de forma espontánea y constante a través de cartas, comunicados de prensa, columnas de opinión, campañas en redes sociales, plantones masivos en la principal entrada de la Universidad, e incluso con una manifestación frente a la Nunciatura Apostólica en Bogotá.

Pese a que el Ciclo Rosa Académico 2013 tuvo lugar en el auditorio del Museo de Arte del Banco de la República, el Comité Organizador recibió también expresiones por parte de directivos de la Universidad en el sentido de continuar apoyando el evento, sin permitir presiones de organizaciones ajenas a la Javeriana y a la comunidad jesuita. Pasados estos eventos, la respuesta final de la Javeriana concilió su compromiso con la doctrina de la Iglesia Católica, con su carácter progresista y su actual clima de respeto a la libertad de cátedra y a la defensa y promoción de los derechos humanos, especialmente los de sectores vulnerables e históricamente discriminados por su género o sexualidad.

De todas maneras, la crisis que se vivió en la organización del Ciclo Rosa Académico en 2013 fue muy productiva, al servir como oportunidad para reflexionar sobre el carácter, incidencia y retos que enfrentaba el evento hacia el futuro. A partir de ese punto, el Comité Organizador rescató el fuerte respaldo que recibió por parte de diferentes sectores y representantes de la comunidad académica nacional e internacional, quienes repudiaron la censura sufrida por el evento y se interesaron aún más en sus aportes a la academia y a la sociedad en general.

               

Así mismo, se acogieron recomendaciones hechas por asistentes e interesadxs quienes consideraban que pese a promover un abordaje interdisciplinar de diversas temáticas asociadas al género y la sexualidad, el evento no daba el suficiente protagonismo a los aportes y perspectivas feministas. Adicionalmente, a lo largo de la existencia del Ciclo Rosa Académico, se observó que su constante asociación con el Ciclo Rosa Audiovisual, pese a estimular la asistencia de público general interesado en el tema, le restaba identidad propia al evento y generaba confusión en cuanto a sus contenidos y objetivos.

Por esas razones, el Comité Organizador consideró necesario realizar cambios importantes que hicieran de este evento un espacio académico aún más amplio, que lograra articular las más diversas perspectivas teóricas y metodológicas, que tuviera un mayor énfasis en la producción investigativa nacional y los diálogos regionales, que incorporara un segmento específico para la socialización y retroalimentación al trabajo de estudiantes de pregrado y posgrado, tanto nacionales como extranjerxs, que sirviese para el lanzamiento y presentación de publicaciones académicas recientes nacionales e internacionales, y que hacia el futuro, permita la configuración de una red de investigación en géneros y sexualidades, con integrantes en Colombia y otros países de la región. Con estos y más objetivos en mente se consolidó FRONTERAS, evento que toma el lugar del Ciclo Rosa Académico y busca potenciar su impacto académico y social.

El nombre del evento es un homenaje al texto «Borderlands/La Frontera: The New Mestiza», de la feminista lesbiana y chicana Gloria Anzaldúa. En él, la frontera aparece como un lugar geográfico, aquel límite marcado política y administrativamente entre Estados Unidos y México, que produce una división histórica y un resquebrajamiento en el sentido de pertenencia de las personas que habitan sus alrededores. En sus palabras, ese límite entre naciones es una “herida abierta que sangra”, en donde no se es de una nación u otra, sino algo completamente nuevo, algo fronterizo, que no es enteramente ni de allá ni de acá, sino que sólo es.

Podemos verlo como una metáfora para describir un estado de existencia subalterno que no puede definirse a plenitud con una sola identidad, sea de género, ‘raza’, sexual o nacional. Gloria Anzaldúa era mujer, era chicana, era lesbiana, era feminista… era ella. Este estado es, ante todo, un lugar de enunciación de la diferencia, de denuncia de los regímenes de lo ‘normal’ que atacan y subordinan a quienes vivimos en sus bordes, marginados y excluidos por no pertenecer –ni querer hacerlo– a una sociedad que injuria e insulta a todo aquel que no se adapta a sus rígidos esquemas de vida.

Pero la frontera también aparece como un punto de encuentro de personas que somos conscientes de estas injusticias sociales y que trabajamos, desde el activismo, la academia y la cotidianidad, por transformar estas inequidades. De esa forma, se busca ampliar las fronteras regionales para entablar diálogos con otros conocimientos, otras experiencias y otras luchas. Iniciamos esta apuesta con Brasil, país que tiene lazos muy fuertes con Colombia, para mostrar que más allá de las diferencias lingüísticas, sociales, culturales y políticas, podemos establecer lazos y compartir saberes. Se trata, pues, de atravesar juntxs las fronteras para ver de frente a las “culturas que traicionan”.

FRONTERAS se compone de dos partes: por un lado las Jornadas de Estudios de Género y Sexualidad, y por otro las conferencias magistrales de investigadorxs invitadxs. En horas de la mañana se desarrollarán las Jornadas, en las cuales se socializará el trabajo investigativo en géneros y sexualidades de estudiantes de pregrado y posgrado, nacionales y extranjerxs, que resultaron elegidxs tras un riguroso proceso de selección, y que busca visibilizar nuevas propuestas, socializarlas, y brindar a sus ponentes valiosa retroalimentación tanto del público como de expertxs en la materia. En horas de la tarde se presentarán las conferencias de invitadxs colombianxs y brasileñxs de reconocida trayectoria, organizadas en tres mesas temáticas.

La primera mesa, titulada «Raza, sexualidad y mercado» tendrá lugar el 27 de agosto y contará con la presentación del profesor brasileño Osmundo Pinho de la Universidade Federal do Recôncavo da Bahia, junto a Fernando Urrea Giraldo de la Universidad del Valle. El 28 de agosto tendremos la mesa «Subjetividades, corporalidades y espacios», que contará con la participación de las profesoras brasileñas Regina Facchini e Isadora Lins França de la Universidade Estadual de Campinas, junto a Fernando Ramírez Arcos y Andrés Salcedo Fidalgo de la Universidad Nacional de Colombia. Finalmente, el 29 de agosto será el turno de la mesa «Violencias y géneros en disidencia», con la participación de la profesora brasileña Maria Filomena Gregori de la Universidade Estadual de Campinas, junto a Walter Bustamente y Pablo Bedoya de la Universidad de Antioquia, y Mónica Ramos de la Pontificia Universidad Javeriana.

Invitamos tanto a quienes han seguido el tradicional Ciclo Rosa Académico, como a quienes deseen conocer algunas de las más recientes propuestas investigativas en materia de géneros y sexualidades en la región, a participar en este nuevo evento. FRONTERAS: Encuentro Interdisciplinario de Investigación en Géneros y Sexualidades es presentado por la Facultad de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Javeriana, con el apoyo de la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional de Colombia, y se desarrollará en el campus de la Pontificia Universidad Javeriana, en Bogotá, del 26 al 29 de agosto de 2014.

Para mayor información sobre el evento se puede visitar su página web FRONTERASescribir al correo electrónico info@fronterasigs.org  o seguir su página en Facebook.

[1] Este texto fue escrito por César Sánchez Avella, miembro del Comité Organizador de FRONTERAS EIIGS 2014, con la colaboración de Marta Cabrera Ardila y Fernando Ramírez Arcos.

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
El paragüero
El blog editorial de i.letrada multiplica las voces que hacen eco al tema del número. Espacio polifónico abierto a la participación.                     
i.letrada La revista pseudoacadémica más cultural de Bogotá.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :