I.LETRADA.CO | El paragüero | ESCRACHE CONTRA LA IMPUNIDAD
El paragüero
ESCRITO E IMÁGENES POR
Erik Arellana
Documentalista, fotógrafo e investigador de la Fundación Nydia Erika Bautista para los derechos humanos y del Movimiento H.I.J.O.S.

ESCRACHE CONTRA LA IMPUNIDAD

Escrachar es poner en evidencia, develar en público a los responsables de crímenes de Lesa Humanidad. Es re-conocer a quienes han sido víctimas de violaciones a los derechos humanos y sensibilizar a la sociedad sobre la urgencia de esclarecer la verdad, ejercer el derecho a la justicia y al castigo de los responsables; sobre todo, es una invitación a no olvidar, a que la memoria nos mueva y conmueva, nos evoque y convoque a construir una sociedad diferente, donde estos crímenes no se repitan Nunca Más.

 El Escrache surgió en La Argentina como expresión de los H.I.J.O.S. por la Identidad  y la Justicia Contra el Olvido y Silencio ante la impunidad de los crímenes de Lesa Humanidad perpetrados durante la dictadura militar. Trayendo su experiencia al contexto colombiano, nos hemos agrupado varias personas, familiares, estudiantes, organizaciones e H.I.J.O.S Colombia, en lo que denominamos la Mesa de Escrache Contra la Impunidad.

Colectivamente hemos recreado algunas temáticas en las cuales se involucra la violación sistemática a los derechos humanos, el control del espacio, la necesidad de la gente al derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación. Lo que representamos en el espacio público son reclamos políticos. Impunidad no es solamente desconocer los crímenes de Lesa Humanidad; es también justificarlos, secundarlos y aceptarlos como parte del devenir normal de las cosas.

Por lo que pudimos descubrir en el caso del escrache sobre los desaparecidos, la acciones se convierten en discusiones públicas, porque los crímenes de lesa humanidad no pertenecen solamente a un grupo social o a un determinado colectivo; son, precisamente, crímenes contra la humanidad. Las consecuencias de las vulneraciones que se le han dado a ese otro individuo lo dejan en una condición en la que se le debería hacer un reconocimiento como sujeto político, no solamente de la tragedia que vivió, sino también de todas las potencialidades que tiene como sujeto social. Ahí reside la relación entre lo político y lo público. 

A nosotros nos ha servido identificar esto para comprender que esas fronteras entre lo público y lo privado no son tan rígidas ni tan estables, y a partir de eso establecer las conexiones entre distintos tipos de memoria anclados a diferentes lugares, porque hay una serie de condiciones que están interconectadas: fundamentalmente, la condición del estado de guerra, de la idea de democracia y de la vida.

Podemos identificar  las luchas que han surgido en nuestro país para hablar de las memorias políticas, desde las cuales nosotros hacemos una lectura del movimiento y las luchas sociales que se enlazan por ciudadanos y por colectivos que han sido fragmentados.

En nuestra nación no ha sido posible una lucha política unificada por la forma de exterminio y persecución que se ha dado a ciertas formas de organización. Los discursos han sido desarticulados de tal manera que cada uno lucha específicamente por un tipo de derechos y no por los derechos fundamentales: por ejemplo el acceso a los bienes y recursos de la nación, el derecho a la educación gratuita y de buena calidad, a la salud integral, a tantas cosas que están promovidas desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Los Estados deben no solo acogerse a estos derechos, sino difundirlos y promoverlos, pero muchas veces solo se hace en el papel por una certificación internacional.

Nosotros hemos planteado el escrache como un recurso al identificar puntos de convergencia para hablar de memorias en espacios públicos, espacios abiertos, en donde no hay un control de acceso y de flujo tan rígido ni tan cerrado y podemos posicionar relatos y narrativas con otras personas. Así entramos a participar del manejo de contenidos y discursos que se establecen en la calle. Todo este ejercicio de memoria y de reflexión sobre el pasado busca identificar los resultados y las deudas en materia de luchas sociales a lo largo de la historia.

Esa reivindicación de derechos fundamentales pasa por grupos que se han visto afectados y vulnerados desde distintas perspectivas: desde el derecho a tener un hogar, a la movilización, a la alimentación; por ejemplo el control de movimiento en las periferias es crudo, el acceso a bienes y recursos es escaso, la posibilidad de mejoramiento de las condiciones de vida es mínimo.

Bogotá es un nodo de intercambio económico; tiene salida al Atlántico y el Pacífico, está cerca de la línea del Ecuador y acoge empresarios y negocios de talla mundial. Incluso en el espacio aéreo Bogotá es una de las pocas ciudades en las que concurren varios satélites al mismo tiempo. El conflicto sí está en la ciudad, y por ello es tan relevante ocupar sus calles y hacer gritar sus muros.

Es hasta este punto donde queremos llegar con los casos de memoria política que escogimos, para las acciones de repudio e indignación frente a la impunidad reinante en  Colombia. Hemos escrachado al General (R) Rito Alejo Del Río Rojas por su responsabilidad en la Operación militar “Génesis” y el crimen del afrodescendiente Marino López Mena en el Cacarica; a los Generales (R) Samudio Molina, Arias Cabrales, al Coronel Plazas Vega, y a la candidata presidencial Nohemí Sanín, por sus responsabilidades en los hechos del Palacio de Justicia, en especial por la desaparición forzada de los empleados de la cafetería, de algunos visitantes ocasionales y de la guerrillera del M-19 Irma Franco Pineda; entre el 3 y el 6 de mayo de 2011, realizamos un nuevo escrache al General (R) Velandia Hurtado por su responsabilidad en la detención arbitraria, tortura, desaparición forzada y homicidio de la militante del M-19 Nydia Erika Bautista de Arellana, desaparecida por miembros del Ejército adscritos a la XIII Brigada de inteligencia y contra inteligencia del Ejército por el cual la Procuraduría destituyó al Brigadier General Álvaro Velandia Hurtado por su responsabilidad en los hechos, aunque posteriormente fue restituido a su cargo por cuestiones de forma y no de fondo.

Que sea esta una invitación para un nuevo escrache, ya que las recientes elecciones parlamentarias nos dejaron tantos políticos vinculados al paramilitarismo…

Vínculos web

Acción de repudio e indignación. 2011

Si estoy en tu memoria hago parte de la historia. Junio 2012

Homenaje a Pedro Movilla, desaparecido hace 19 años. 2012 

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
El paragüero
El blog editorial de i.letrada multiplica las voces que hacen eco al tema del número. Espacio polifónico abierto a la participación.                     
i.letrada La revista pseudoacadémica más cultural de Bogotá.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :