I.LETRADA.CO | El panóptico | PRIMERO: MIRAR DESDE ARRIBA
El panóptico

PRIMERO: MIRAR DESDE ARRIBA

Por
Paula Amador y Edward Salazar
 
 

                                                         

                                               La moda explicada | Cinismo ilustrado
 

Wikipedia define Panóptico como un lugar que permite a “un vigilante observar     (-opticón) a todos (pan-) los prisioneros sin que estos puedan saber si están siendo observados o no”. No nos juzguen, Wikipedia tiene ahora más datos (y fiabilidad) que la Enciclopedia Británica y es tan buena fuente como cualquier otra para una definición sencilla. Empezar por Wikipedia pone sobre la mesa una de las características de nuestro blog y de nuestro estilo de investigación: tomar de todas las fuentes, analizar y “escupir”.  

Nos da la sensación de que la definición enciclopédica de lo que es un Panóptico se parece mucho a lo que hacen hoy en día las marcas, los Estados, etc... Digamos, las instituciones, para conocer, definir y transformar los datos que recogen de espiarnos a diario, en aquello que aceptaremos como normal. Es verdad que tampoco percibimos cabalmente cuándo y quiénes nos están observando, ni que estas observaciones derivan en una serie de procedimientos “creativos” para orientar los usos y los comportamientos individuales. En últimas, el término tan fancy de coolhunting implica la normalización -y normatización- de la sociedad como conjunto.   Este devenir de lo normal es lo que llamamos una tendencia. Piense cuánto tiempo le llevó abrir un perfil en Facebook y cuánto le costaría cerrarlo. Hace 7 años habría sido una ficción sentirse desconectado por no tener perfiles en redes sociales, pero ¿cuántos cumpleaños se perdería ahora sin ellos? Entendemos como tendencia aquella presión social que le llevó a abrir su perfil en Facebook. Con este sencillo ejemplo también es claro que unos se suben antes a la ola de la tendencia, otros después, y otros cuando no les queda más remedio. También se intuye aquí la muerte de la tendencia: cuando pasa a interiorizarse de tal manera que ya no existe como corriente sino como norma social.   Ahora bien, este no es el destino de todas las tendencias, otras mueren antes de convertirse en norma social, y en todo caso la proliferación de cualquier tendencia obedece a un contexto y a ciertos tipos de individuos. Su abuelo nunca sintió la presión social de abrirse un Facebook, y es posible que no sepa de qué estamos hablando.  

Cómo funciona una tendencia   

En todos los barrios bogotanos, especialmente en los residenciales de clase media o de sectores populares, hay una pequeña tienda que vende cervezas y echa a sonar la música que el público prefiera. Pero un par de estos establecimentos, atendidos genéricamente por señoras con delantales que guardan el bolsillo frontal “el sencillo”, se volvieron más concurridos que otros. Nos referimos a las tiendas de Doña Cecilia y doña Esperancita (Q.E.P.D) en Bogotá. Sitios en principio concurridos por todo lo que antaño se dijo eran tribus urbanas (horrible expresión): punkeros, hippies, skinheads y otros; luego fueron visitados por extranjeros, estudiantes intelectuales del centro, y amigos de amigos interesados en “la diferencia”, el mito del underground. Tanto, que uno de estos lugares empezó fallidamente a cobrar un cover ante el arrasador éxito y a contagiar a los locales vecinos del mismo espíritu. Se convirtió en tendencia ir a estos lugares tan populares, con nombres propios y el halo de promesa de la diferencia. El resultado fue una marea de jóvenes invadiendo la calle 60 casi todas las noches de la semana.   Entre Facebook y las tiendas de Doña Ceci y Esperancita nos queda claro que algunas personas hacen una serie de cosas, usan una serie de prendas y se comportan de ciertas maneras porque así lo deciden; en coolhunting se les llama Trendsetters. Ese algo tan especial que hacen empieza a parecerle atractivo a otros pocos que adoptan la tendencia, le dan contagio y se denominan Early adopters. En estos estadios el gran público puede no haberse enterado de la tendencia, pero por el goteo normal del contagio o por la venta de las características más light (reinterpretadas por alguna marca o institución), cada sujeto aprenderá que hacer esta determinada cosa o usar esta determinada ropa está “de moda”.  

Sabemos que están acostumbrados a identificar la palabra tendencia con moda,coohunting con el color de la temporada y así, pero hasta los sabores de las papas fritas pasan por comprender qué corrientes se están moviendo entre trendsetters y early adopters. Por eso en El Panóptico no vamos a limitarnos a lo que les diría, más masticado, Cosmopolitan. Nos interesa la moda, pero también el habla, las prácticas sociales, las creencias, los movimientos políticos, en fin, todo lo que pueda entenderse bajo el modelo de la tendencia que condensamos en esta entrada.   Seguimos siendo i.letrados, en qué lado del punto estemos variará con cada post.

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
El panóptico
Voyeristas de la cultura. Todo lo que usted asume normal, lo descubrieron personajes como nosotros; eso que le parece tan ñero lo va a usar la próxima temporada.
i.letrada La revista pseudoacadémica más cultural de Bogotá.
ETIQUETAS
Sin Etiquetas
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :