I.LETRADA.CO | Nota al pie | MARIO VARGAS LLOSA, EL HÉROE INDISCRETO DE AMÉRICA LATINA
Nota al pie
ESCRITO POR
María Del Pilar García Ramírez
Literata, correctora de estilo, librera y amante de la lectura de novelas, del cine y la pintura.

MARIO VARGAS LLOSA, EL HÉROE INDISCRETO DE AMÉRICA LATINA

A propósito de la visita de Mario Vargas Llosa a la XXVII Feria Internacional del libro de Bogotá, cuyo país invitado este año es Perú, y de la presentación de su última novela «El héroe discreto», resulta interesante escribir sobre un autor polémico, político e intelectual que desde mediados del siglo XX ha captado a muchos lectores con sus intrigantes y controversiales novelas. Influenciado por la teoría sartriana según la cual el arte y la literatura no pueden ser ajenos a la política, Vargas Llosa ha escrito sus novelas y ensayos desde una perspectiva claramente social, en la que ha denunciado y puesto en evidencia su ideología y las propias vivencias sociohistóricas de una sociedad o una región determinadas, por lo que la mayor parte de su obra tiene un contenido político considerable.

Si hacemos un breve repaso por su vasta obra literaria y observamos sus más célebres novelas, encontramos que el factor común de ellas es justamente la denuncia política y la reflexión sociológica. Capaz de narrar a través de un tono individualista y rudo en donde cada individuo adolescente se comporta como tirano en medio de una sociedad moderna hostil y compleja, en «La ciudad y los perros»; o de una voz cruda y realista que describe el régimen de Leonidas Trujillo, dictador de la República Dominicana, en «La fiesta del chivo»; la escritura de Vargas Llosa es un claro ejemplo de la más hermosa de las virtudes literarias: contar lo real a través de lo ficticio.

Así lo demuestra también su novela «El paraíso en la otra esquina», en la que relata la vida del pintor francés Paul Gauguin: su esfuerzo por sobrevivir en un mundo degradado en el que la burguesía del siglo XIX superficializó el arte, sus constantes discusiones con su amigo entrañable Vincent Van Gogh, quien perdió su oreja a manos de este; su vicio por el consumo de opio y de ajenjo, su vida con los indígenas en Tahití, e incluso las vivencias de su abuela, la célebre feminista y socialista peruana Flora Tristán.

En 2011 Vargas Llosa publicó «El sueño del celta», una novela que me recordó «La Vorágine», y que se introduce en la selva peruana para narrar lo cruento e ignominioso de la explotación cauchera por parte de los europeos. Allí se vislumbra una escritura minuciosa que se asoma por unas páginas donde Roger Casement, explorador irlandés, reflexiona sobre dicha barbarie y logra que el lector se identifique con su sentimiento de desconcierto y de culpa.

En su última novela publicada, «El héroe discreto», el autor explora cómo la corrupción y el soborno son constantes en el comportamiento de la condición humana de cualquier sociedad; y aunque el comentario generalizado es que no es su mejor obra, su escritura sigue gozando de todo el suspenso que genera en el lector esa curiosa técnica de los capítulos intercalados. Y es que desde el punto de vista político se puede decir mucho sobre la obra de Vargas Llosa, pero quizás otra de las características que más llama la atención de sus lectores es justamente la forma en que narra. Generalmente el peruano intercala los capítulos: en uno se refiere a unos personajes y a una trama específica; en el otro, a otros personajes y otra trama. Lo fascinante es que dichas tramas terminan por entremezclarse y encontrarse en un punto final, permitiéndole al lector la sensación de estar leyendo dos novelas en una. Original y curioso recurso literario el de narrar de manera dual, pese a que ese hecho también ha sido criticado por algunos puristas que consideran que el peruano no tiene orden ni estructura lógica en su narración. Pero ¿cuál podría ser entonces el ingenio de Vargas Llosa, no solamente como autor de literatura sino como personaje latinoamericano de gran influencia en la intelectualidad mundial?

Vargas Llosa ha asumido muchos oficios a lo largo de su vida y ha levantado controversias a su paso: sus columnas periodísticas publicadas semanalmente en el diario El País, una campaña política para ser presidente del Perú en 1990, la polémica amistad con García Márquez, cuyo desenlace fue a golpes y dejó como saldo una enemistad silenciosa que ha durado más de cuarenta años, dejando como incógnita si se desató por un lío de faldas o por una irreconciliable diferencia política; y múltiples críticas por parte de líderes mundiales debido a sus intromisiones políticas. Estos serían algunos de los acontecimientos que han definido su figura como escritor, pero que no opacan el hecho de que este Premio Nobel de Literatura, reivindicador de la cultura del Perú tan tristemente golpeada por muestras vulgares y estereotipos injustos que han manchado su nombre, sea hoy día el único escritor vivo (lúcido y activo) del boom de la literatura latinoamericana.

Pese a sus muchos detractores y a las múltiples reticencias que puedan surgir frente a sus opiniones, la literatura y el prolífico trabajo intelectual y cultural de Mario Vargas Llosa han puesto en contundencia que puede más el esplendor literario y el genio artístico, que la simple imagen de un escritor en la sociedad. Y solo ese motivo debería bastar para estar de acuerdo con que su producción literaria deberá permanecer por siempre en los más destacados anaqueles de la literatura universal de los siglos XX y XXI. 

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
Nota al pie
Espacio para lecturas críticas, emocionales y reflexivas que sirvan de puente entre las letras y las historias que suscitan.
i.letrada La revista pseudoacadémica más cultural de Bogotá.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :