I.LETRADA.CO | Nota al pie | ESPIRAL AL SUR -Y OTROS RELATOS DE LA NOCHE-
Nota al pie
ESCRITO POR
Laura Barrera
Profesional amateur de la escritura.

ESPIRAL AL SUR -Y OTROS RELATOS DE LA NOCHE-

En una entrevista de la serie «A fondo», Juan Carlos Onetti hace una diferenciación respecto de la escritura: “hay escritores que tienen una relación conyugal con la escritura porque deben cumplir requerimientos de tal o cual manera. Yo mantengo con la escritura una relación de amantes y cuando tengo deseos de escribir, escribo locamente”. Lejos de sentirse condicionado por la normativa vigente, es la pulsión lo que lo lleva a llenar la hoja en blanco. En «Espiral al Sur –y otros relatos de la noche-» Carlos Castillo Quintero, movido por el ansia de la urbe, devela su costado más maldito en una Bogotá que sirve a la vez de cónyuge y amante. 

Los ocho cuentos que componen esta Espiral al Sur se desplazan en torno a la ciudad de Bogotá, que puede ser una ciudad como la de Buenos Aires -una gran ciudad cualquiera-, enredada en gente perdida en el hueco nocturno de sus soledades. Este libro está enmarcado dentro de la literatura urbana contemporánea. El núcleo urbano funciona como eje y escenario de estas historias dramáticas y conflictivas donde el desamparo es asesino en serie. A los personajes de estos cuentos urbanos los une el caos de la ciudad que no duerme y que habita en una noche estrellada y una botella de fernet. Sus historias se cruzan y convergen en espinosos caminos donde una jovencita puede ser engañada y violada o un hombre puede huir a sus fantasías frente al calor del cuerpo desnudo de su prostituta.

La música es un espacio más donde se enmascara el diálogo. «No tienes que encender la luz roja» es un cuento cuya trama se mezcla con canciones de The Police. Rosa (Roxanne), una prostituta enfundada en un vestido rojo, conoce a un cliente con quien empieza a convivir. «Wrapped around your finger»  –atado alrededor de tu dedo- suena mientras están juntos por primera vez. El estribillo de Roxanne, You don’t have to put on the red light –no tienes que ponerte en la luz roja- funciona como detonante de la historia que termina en una muerte sangrienta. Este recurso también se usa en otros relatos. «El dolor es gratis» ocurre en un concierto de halloween donde The Jellyfish y música de Napalm Death acompañan la escena. Como ritmo y como letra, la música acompaña los escritos y los complementa: “Muerte, abrazarás a demonios hechos carne por un sueño, a los cuerpos hechos polvo sin justicia”.[1]   

En el cuento «¿Se puede escuchar música en el cielo?» la incomunicación se expresa en un celular que cae al asfalto desde un puente de transmilenio, momentos antes de que su dueña decida seguir su huella y arrojarse al suicidio. Las imágenes son contundentes y no dejan lugar al equívoco: “Ella me mira, sonríe, se burla de mí. En un acto reflejo, con la mano abierta, la golpeo en el rostro. La escucho chillar y la golpeo de nuevo. La veo sangrar. La escucho chillar y la golpeo de nuevo”.[2] Con cada línea podemos sentir la aspereza de una fotografía que se multiplica ante nuestros ojos: la violencia cotidiana de la gran ciudad se encarna en perversiones que buscan evadir el desahucio de una vida sin destino.

Carlos Castillo Quintero es un escritor colombiano nacido en Boyacá en el año 1966. Actualmente dirige el Taller de Cuento Ciudad de Bogotá, adscrito a la Red Nacional de Talleres de Escritura Creativa. Él ganó el concurso CEAB que originó este extraordinario compendio de relatos de la noche donde hace un recorte de la ciudad con las más cruentas historias del periódico de sus habitantes. En «Espiral al Sur», el autor continúa lo que comenzó con «Dalila Dreaming» y «Alicia Cocaine»: llegar al entrañable corazón en las tinieblas. Los personajes de sus historias son hondamente humanos, hondamente frágiles. Atraviesan el día a día en (la) Bogotá que los devora.

Con una prosa sencilla, el autor construye los relatos desde «La mujer del boticario» de Chéjov, desde el ¿Me seguís? que nace de un colombo-argentino, desde I can't get no satisfaction. Son los detalles -que Castillo Quintero construye de manera minuciosa- los que nos hunden en el espejo oscuro de la trama. Podemos identificarnos con la necesidad que tienen de un peche, con la mirada extraña al estar de viaje y percibir una urbe a la distancia, con una canción de Caifanes, con un taller de narrativa de la Luis Ángel. Podemos perdernos en el trip, trip, trip de estas páginas que reconstruyen el umbral de la noche en una Bogotá actual y difusa.

Como el Dion Moloch de Henry Miller, Carlos Castillo Quintero nos arrebata del confort de nuestro sofá y nos arrastra a una batalla que preferimos a una amarga vida privada. El enfrentamiento es en una ciudad en crisis, exenta de juicios morales y éticos, y es el libre albedrío el que desata el caos de las pasiones humanas más negras. Nos sumergimos con los personajes en la guerra por un apartamento con balcón, por ser el stripper más cotizado, por una boutique en Cartagena o por dos pepas azules que resuelvan todo.

En este libro, la espiral de la noche aleja a los personajes de manera errática. Son los vicios, los miedos, las esperanzas y la fatalidad lo que los intima. No se hablan en los diálogos y se ven solo con la luz apagada. Sin héroes y sin referentes es en contra de la cotidianidad donde se encuentran sus historias. En «Espiral al Sur -y otros relatos de la noche-» Carlos Castillo Quintero inmortaliza como un tanatólogo las heridas del alma humana: “...pensé que Santiago tenía razón y que el culpable de toda esa belleza trabajaba así de bien solamente para hacernos sentir miserables”.[3] La espiral al sur es una sombra en el seno de la urbe que no cesa de mutar.


[1] Caifanes (1994). Álbum El nervio del volcán, letra de la canción Miedo.

[2] Carlos Castillo Quintero (2013). Espiral al Sur y otros relatos de la noche, p. 26.

[3] Carlos Castillo Quintero (2013). Espiral al Sur y otros relatos de la noche, p. 21.

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
Nota al pie
Espacio para lecturas críticas, emocionales y reflexivas que sirvan de puente entre las letras y las historias que suscitan.
i.letrada La revista pseudoacadémica más cultural de Bogotá.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :