I.LETRADA.CO | La vida era la pantalla | EUROCINE (III): LOS NIÑOS DEL PARAÍSO
La vida era la pantalla

EUROCINE (III): LOS NIÑOS DEL PARAÍSO

 

enfants du paradis marcel carne jacques prevert eurocine

    El talentoso y desenfadado que anda por la vida consiguiendo lo que quiere con ligereza, picardía y encanto; la hermosísima mujer que todos desean pero que a nadie se toma en serio; el soñador melancólico, romántico y signado a hacer grandes cosas sin tener a la mujer que ama con su lunática locura; la mujer abnegada que lo ama a él y se pone con desesperada devoción en segundo plano; el cínico, escéptico, amoral y vicioso que hace del mal –con elegancia- su propio camino; el conde adinerado, único capaz de conseguir a la mujer que todos desean para convivir con su displicencia y su delicado desprecio. Tal es el hexágono tragicómico que se presenta en  3 horas y 3 minutos de París de vodevil, de espectáculo, de artes vivas. Todos estos personajes circundan ese mundo lleno de magia y cada uno encarna un talento que parecería esencial a las artes escénicas. Son actores, escritores o mecenas: el drama y la comedia se viven en las tablas y, por supuesto, en la vida tras bambalinas.    

enfants du paradis marcel carne eurocine bogota

    En la sala algunos sufren y otros ríen. Una vez más, la misma constatación: tragedia y comedia son lo mismo. Ese es el contrapunteo que muestra Marcel Carné mientras muestra muchas cosas más: la maestría de poner en escena ese mundo efervescente, personajes maravillosamente definidos, darle vida y plasticidad a la increíble escritura del gran Jacques Prévert, autor del guión. En 'Just Kids', Patti Smith revela que esta era la película favorita de Robert Mapplethorpe. Entiendo por qué. Muestra el viaje parabólico de jóvenes talentosos que, a pesar de sus descalabros afectivos, triunfan porque creen en lo que hacen. Muestra que todo sentimiento en la vida es fecundo cuando se es artista, cuando se aprende a trabajar desde el propio deseo.    

La película fue rodada en 1945, pero sitúa su historia en la década de 1820, inspirándose en personajes reales, como el célebre mimo Jean-Gaspard Deburau. El cine, haciendo una oda al teatro, cumple su misma función de refugio en una Europa en guerra. No en vano, el nombre de la película hace referencia al público que ocupaba el último palco de los teatros, el que acá conocemos como gallinero. Ellos eran los niños del paraíso, para ellos se preparaban las funciones, ellos eran quienes daban la última y definitiva aprobación.   

Los críticos franceses escogieron esta película como la mejor de todos los tiempos, en ocasión de la celebración de los 100 años del cinematógrafo. ¿Se va a quedar sin verla?   Miércoles 24 de abril, 5:00 pm en la Cinemateca Distrital.   Última función.

 

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
La vida era la pantalla
Cuando la función de 'entretenimiento' se desdibuja y el cine conmueve, enseña, motiva y enamora. Reflexiones y delirios alrededor de las imágenes en movimiento y el universo que las contiene.
Mad Muasel Se obsesiona aleatoriamente con autores y géneros, en particular con la Nueva Ola francesa.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :