I.LETRADA.CO | La vida era la pantalla | EUROCINE (II): JOSE Y PILAR
La vida era la pantalla

EUROCINE (II): JOSE Y PILAR

José e Pilar 
Miguel Gonçalves Mendes
Portugal-España-Brasil, 2010    

Las películas nos gustan, nos aburren o nos conmueven por diferentes motivos. Cada cuál tiene los suyos. Yo siempre he creído que el cine –y las artes en general- tiene esa capacidad de movilizar cosas, que esa es su función, si no más importante, más bella. Se comparte una sensibilidad y, de repente, se siente uno en resonancia con seres y eventos remotos.   Nunca fui una gran lectora de Saramago. Lo intenté por el fervoroso entusiasmo de una amiga cuyo criterio literario siempre respeté y compartí. Leí a Saramago y no vibré tanto con sus líneas como lo hice esta noche con el documental de Miguel Gonçalves. Fui sola con una extraña perentoriedad de verlo, sin asomarme al trailer, a la sinopsis. Seamos o no lectores de su obra, es una película que nos habla a todos. Nos habla de la inteligencia y el sosiego de un octogenario al que todo lo bueno –dice él- le llegó tarde en la vida. Un hombre que a pesar de haber escrito algunas novelas en su juventud no se sintió plenamente escritor antes de los sesenta años, y que encontró a quien sería su amor y su bastión en la vida en esa misma década: "Pilar, a quien no había nacido y que tanto se tardó en llegar", escribiría en la dedicatoria de sus memorias.    

No se trata de erigir a Saramago en super hombre, pero sí de aprender a reconocer signos de grandeza, gestos y gestas admirables: su entrega absoluta a un trabajo de escritura convencida y de agendas internacionales titánicas, su sentido del humor y su agudeza, todo eso en el envuelto de una figura paquidérmica, como la de su penúltimo libro. Lo veo y su figura de tortuga, con la cabecita asomada y una fragilidad aparente -que no es otra cosa que una calma sabiduría de años- me generan empatía y admiración. A él, que manufacturó tantas historias, dos páginas por día; a los seres que hicieron posible, porque creían en él, el documental que hoy tenemos la dicha de ir a ver en un festival de cine europeo en Bogotá.  

 De Saramago, hoy, queda su más fuerte pilar: Pilar Del Río, su esposa, cómplice, su fuerza, su mapa de ruta. Una mujer de insoslayable fortaleza y carácter, que estuvo hablando en la feria del libro y que hoy me arrepiento de no haber ido a ver. No importa: el cine está ahí para capturar acaso fragmentos de ello, hacerlos comunicables, y sin conocerla puedo sonreír ante los momentos que la cámara inmortalizó: de ella, de él, de su historia juntos. Y la sola invitación que puedo hacer ahora es: vayan a verla. A ella, a él, sus formas cotidianas de quererse y querer ser juntos, sus maratónicas vueltas al día en ochenta mundos, su casa en una isla apocalíptica, sus bibliotecas. Puede que les guste o que les conmueva… pero realmente me sorprendería que les aburra.  

Próximas funciones:

Martes 23 de abril, 6:15 pm - Avenida Chile   Miércoles 24 de abril, 4:15pm Cine Colombia Calle 100 Jueves 25 de abril, 3:00pm Cinemanía

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
La vida era la pantalla
Cuando la función de 'entretenimiento' se desdibuja y el cine conmueve, enseña, motiva y enamora. Reflexiones y delirios alrededor de las imágenes en movimiento y el universo que las contiene.
Mad Muasel Se obsesiona aleatoriamente con autores y géneros, en particular con la Nueva Ola francesa.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :