I.LETRADA.CO | La vida era la pantalla | GRACE INAUGURA EL FESTIVAL DE CANNES
La vida era la pantalla
ESCRITO POR
Bruno Ghetti
Periodista especializado en estudios cinematográficos.

GRACE INAUGURA EL FESTIVAL DE CANNES

Traducido del portugués por Fabio Nunes Teixeira

Del 14 al 25 de mayo, 18 largometrajes compiten por la Palma de Oro, premio máximo en el Festival de Cannes. El jurado, presidido por la cineasta neozelandesa Jane Campion (única mujer que ha ganado el máximo reconocimiento del evento), tiene un trabajo duro por delante: eligir la mejor película entre las obras de directores veteranos como Jean-Luc Godard, los preferidos del festival, como los hermanos Dardenne, Mike Leigh y Ken Loach, y algunos nombres poco conocidos como el mauritano Abderrahmane Sissako y la japonesa Naomi Kawase.

La película de apertura (proyectada fuera de competencia), «Grace, Princesa de Mónaco»,  muestra que el festival de este año se viene con todo; llamó tanta atención de los periodistas que pareciera que fuera una de las favoritas en la lucha por el premio. Pero el alboroto no se debe a la película en sí misma, sino más bien a la polémica que ha levantado.

Dirigida por Olivier Dahan («La Vie en Rose») y protagonizada por Nicole Kidman, la película fue recibida con desdén por los periodistas en su primera exhibición. Pero Dahan tiene problemas más allá de la soberbia de los críticos. Los Grimaldi rechazaron públicamente el carácter comercial de la película y dijeron en un comunicado que muchas cosas escritas en el guión no son verdad.

Y de hecho no lo son, pero Dahan es el primero en asumirlo al definir su película como "una ficción basada en hechos reales" en los créditos iniciales. Otra complicación: el  cineasta  y los productores tuvieron desacuerdos en la recta final y, según rumores, hicieron dos versiones de la película -una más comercial (la de los productores, que sería llevada a los cines del mundo), y una "de autor", la que Dahan presentaría en Cannes.

Pero en la rueda de prensa tras la exhibición Dahan fue categórico: "solo hay una versión. Si otros cambios fueran necesarios, se llevarían a cabo por mutuo acuerdo con los productores y estoy feliz con esta situación", dijo, de manera cortante, para evitar que otros periodistas volviesen a mencionar el tema.

La película muestra a Grace Kelly en sus primeros años como Princesa de Mónaco, después de dejar su carrera como actriz y cambiar el glamour de Hollywood por el del principado europeo. Pero tan pronto llega a ser la esposa del soberano Príncipe Rainier, el líder de una nación (aunque en una muy pequeña dimensión geográfica), Grace descubre que las cosas son mucho más complicadas de como habría podido imaginarlas. La princesa hace todo lo posible para ser aceptada y ser una buena "primera dama", pero se precipita, y sus posiciones modernas y liberales ponen a su marido en situaciones embarazosas.

Cuando Alfred Hitchcock la invita a volver al cine, en «Marnie», Grace se siente seducida a aceptar. Pero Mónaco pasa por graves problemas políticos, y nada podría ser peor para la imagen del Principado que tener a su soberana “actuando” de estrella del cine en un mal momento. La crisis de Grace: ¿escuchar  su deseo y volver a su vocación dramática? ¿O admitir que el set de grabación es una cosa del pasado y que en aquel momento su función es ser la líder de una nación?

Hubo silencio (y algunos abucheos) al final de la función de prensa, pero este desdén quizás sea exagerado: Grace tiene algunas cualidades. Es mucho menos acerca de la diva de Hollywood y más sobre los juegos políticos detrás de la mayoría de las actitudes y apariciones de los tipos poderosos –en estos tiempos mediáticos y megalómanos, la película se torna más interesante-.

El drama de Grace al tener que elegir entre la vida afectiva y la profesional, no es algo que no se haya visto en otras biografias literarias y audiovisuales. Por cierto, Dahan rechaza la etiqueta de biopic puesto que hay muchas situaciones en la película que jamás ocurrieron en la realidad -Hitchcock , por ejemplo, nunca fue a Mónaco a visitar a Grace, y muchas de las participaciones decisivas de la princesa para el rumbo del país están en la película para elevar su heroismo-.

Nicole Kidman hace una bonita interpretación de Grace, pero la forma en la cual se diseñó el personaje tiene fallos. Si siempre se ha identificado a Grace Kelly como una mujer aristocrática y elegante, con una belleza delicada y fría hasta cierto punto, ella fue en su esencia una chica americana como cualquier otra – solo adquiriría la actitud y el temperamento de una princesa europea años más tarde, al casarse con Rainier-. Pero la Grace creada por Nicole es una princesa que parece nacida en un trono y criada en un castillo. Tiene demasiada delicadeza y elegancia, todo el tiempo; no parece haber sido nunca una american girl.

Pero Nicole logra hermosas escenas y está más guapa– el exceso de botox en la cara, que en los  últimos años había limitado sus expresiones faciales, ahora parece más suave-. Pasa en la película y pasa en la vida: la actriz apareció deslumbrante en la alfombra roja. Si la verdadera Grace Kelly reinó durante años en la Côte d’Azur, quien tuvo hoy su día de princesa fue Nicole Kidman.

 
COMENTARIOS
Cargando comentarios...
La vida era la pantalla
Cuando la función de 'entretenimiento' se desdibuja y el cine conmueve, enseña, motiva y enamora. Reflexiones y delirios alrededor de las imágenes en movimiento y el universo que las contiene.
Mad Muasel Se obsesiona aleatoriamente con autores y géneros, en particular con la Nueva Ola francesa.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :