I.LETRADA.CO | Enjambre | NO
Enjambre

NO

Para renovar la comunicación política

Por: Jose Antequera Guzmán

Chile la alegría ya viene

    ¿Derrotar a Pinochet en un referendum? ¿Revertir la fuerza simbólica instalada de miles de desapariciones, torturas y asesinatos, en unas elecciones amañadas y convocadas para legitimar la represión? Esas fueron las preguntas que debieron plantearse quienes se echaron al hombro la campaña por el NO para que se acabara el periodo de gobierno dictatorial de uno de los personajes más indignos de la historia de América Latina, y cuya experiencia ha sido llevada al cine en una película que nos propone importantes reflexiones sobre lo que estamos haciendo con la acción comunicativa quienes queremos un cambio trascendental en Colombia.  

 La película NO, protagonizada por Gael García Bernal, no cuenta lo que pasó después del cambio de gobierno en Chile en 1989; la decepción que significó la transición dirigida por una concertación que terminó concediendo hasta lo imposible al desarrollismo neoliberal y que aún actúa de manera muy condescendiente con el marco constitucional impuesto por los militares. Pero sí cuenta sobre el debate al interior de las fuerzas que enfrentaron a Pinochet para lograr una victoria innegablemente histórica, y que se mantiene vigente como gran reto de la renovación generacional en la política.

  Dijo Saul Alinsky, un organizador ya fallecido que trabajó con el partido de las Panteras Negras, y que comienza a ser releído entre el movimiento generacional en Europa gracias al Tratado para radicales (reeditado por Traficantes de Sueños) que tenemos que aceptar el fracaso catastrófico de los jóvenes revolucionarios en lo que se refiere a la comunicación política. Y tiene toda la razón. Tenemos que considerar ese como uno de los factores determinantes de las muchas derrotas que se cuentan en la carrera por los objetivos de la paz, la justicia social, los derechos humanos, etc. La clave para cambiar esa situación, propone Alinsky, es comprender que uno solo se comunica dentro de la experiencia de su público, cuestionando los viejos valores, buscando la identificación más amplia posible, y apelando, ojalá, al sentido del humor.

  La campaña por el NO, según nos muetra la cinta, implicó un viraje de la tendencia inicial de los organizadores de la izquierda chilena, que partían de la premisa de que no podían ganar y que lo que debían hacer, en cualquier caso, era concentrar todos los esfuerzos en la denuncia de las desapariciones y las torturas, para dejar constancia histórica y continuar resistiendo. Lo que se decidió, en cambio, fue realizar una campaña que valiera como proceso (el proceso es el mensaje), usando un espacio televisivo como un espacio de apertura democrática en sí mismo y mostrando, con la altura de la imaginación, el tipo de vida que se opone a la lógica represiva de la dictadura y que se alimenta eternamente del miedo que las propias denuncias, como mensaje generalizado, no quiebran. “Chile, la alegría ya viene”, fue la canción de fondo de las imágenes sucesivas que hablaron de la libertad para usar el pelo como fuera, para bailar, para correr, para pensar sobre todo, cuestiones vitales incluídas en el marco de la experiencia cotidiana del público televidente.   Cuando se habla en Colombia de una posible transición basada en el logro de la solución política del conflicto armado, vale la pena pensar en la clase de valores viejos que tenemos que derrotar, y en la clase de futuro vital, cotidiano, que significa la alternativa de la justicia social y la democracia que estamos proponiendo para la sociedad en general.  

En el buen camino vamos, seguro, quienes salimos a las calles el 9 de abril, unidos en una campaña que ya no tiene dueño, y que estuvo llena de creatividad. Como antiguos quedados estuvieron por fuera quienes temen a la paz y se niegan la imaginación y la alegría.  


 
COMENTARIOS
Cargando comentarios...
Enjambre
Un espacio para pensar, repensar, deshacer y recrear la política, las iniciativas, los movimientos, las acciones y los paradigmas. Para revalorar concepciones, propiciar articulaciones, construir puentes entre orillas con la mente consciente de la brecha generacional. Hacer del texto acción y de la acción enjambre.
i.letrada La revista pseudoacadémica más cultural de Bogotá.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :