I.LETRADA.CO | Enjambre | INTERNET PARA LA REVOLUCIÓN
Enjambre

INTERNET PARA LA REVOLUCIÓN

Internet y las posibilidades del conocimiento libre son parte fundamental de la agenda de las movilizaciones que se vienen generando en el mundo. Es necesario entenderlas y potenciarlas, si queremos hacer realidad el sueño de una revolución que tiene que ser cotidiana, y que quiere desembocar en cambios reales, más allá del desahogo. 

Daniel Álvarez es el presidente de la Asociación alabs.org y miembro del colectivo hacktivistas.net.  Militante en España, ahora trabaja en un proyecto revolucionario para dejar atrás la economía extractivista en Ecuador y construir una economía social del conocimiento basada en el software y la cultura libres. Con Daniel hablamos de la red, de los medios alternativos, y de las oportunidades emergentes para fortalecer las transformaciones que soñamos.

Internet está cumpliendo un papel muy importante en el desarrollo de la comunicación alternativa, de la contra-información y las diferentes herramientas que la gente tiene para hacer frente a los grandes medios de comunicación. ¿Cómo valoras tú el papel de Internet al respecto?

Yo creo que tenemos que hacernos una pregunta: ¿en realidad son medios alternativos a estas alturas? Nos considerábamos medio alternativo cuando imprimíamos panfletos, revistas, hacíamos pequeños programas de radio que intentábamos meter en emisoras comunitarias o cuando hacíamos los primeros podcasts o blogs. Pero ahora el internet global tiene sitios muy distintos que corresponden a la cultura de los territorios también, a su cultura de internet y a su capacidad de acceso, que ya no son tan minoritarios y ya no son tan alternativos en el sentido de ser una solución para el 0,5% de la población, sino que ahora la comunicación hace que nuestra información llegue tan alto como la de muchos medios de comunicación. Lo que pasa es que todavía no lo valoramos porque no vemos el impacto directo de nuestras ideas. Los otros medios tienen las herramientas para medir, ellos tienen sus parámetros para saber exactamente cuántos periódicos han distribuido, cuántas personas vieron el noticiero, incluso para medir la frecuencia de la radio.  En cambio, muchas veces tu lanzas un tuit o un post en Facebook y solamente ves un pequeño número de gente que lo lee y lo mueve, pero no sabes el impacto que tuvo realmente. Y cada post tiene un impacto sobre gente que lo vuelve a mover y esa idea se extiende sin necesidad de pasar por ese medio de comunicación.

En España por ejemplo -y no es el único país- se ha logrado romper esa barrera mediática hace tiempo ya, en la que si nos ponemos de acuerdo 50 o 60 personas por las redes sociales somos capaces de organizar una movilización, y ahí no hay una estructura de comunicación planificada, no hay un movimiento ni una organización social detrás; es mucha gente distinta, perteneciente a organizaciones distintas, colaborando entre sí y generando ese impacto mediático. Entonces el papel de internet en los medios alternativos ha sido el transformar esa realidad porque los medios siguen estando y se han adaptado a internet. Inmediatamente se han ido a hacer sus periódicos, sus blogs, sus podcasts, sus videos, su producción mediática y con eso han multiplicado por 100.000 su capacidad anterior. Aunque solamente lleguen a 15.000 personas, pero eso antes para los periódicos de barrio era épico. Y ahora es relativamente sencillo. Hemos crecido x 100, x 1000 en cuestión de 5 años. Así que ahora no somos tan pequeños.

De cara al futuro podemos ver la emergencia de los nuevos medios digitales, que ya no son sólo medios de contra-información. Todos los medios se van a enfrentar al nuevo mercado digital, a la desaparición(no total) de muchos periódicos. La crisis, pero también  el avance inexorable de la tecnología que desde años atrás ha venido empujando a reducciones muy duras de distribución. Y todos los medios de comunicación escrita en España han bajado un 40 – 50% en ventas en tres años y medio. Luego va a estar la entrada de las televisiones IP que ya es una realidad en muchas partes del mundo. Incluso mucha gente ya compra pequeños adaptadores android que son USB, lo pinchan a la tele y acceden a Google DVD. Esto también es preocupante porque podemos tener una televisión única, pero también es la oportunidad de otra gente de crear sus canales informativos para nuevos espacios IP y llegar por fin a las pantallas planas.

Yo creo que sí que es posible que al igual que hay programas como Democracy Now y otros así que están en la web y que son una producción estupenda y demás,  sí se puede competir contra Google Play y la CNN de manera pear to pear distribuida. Imagínate a esta gente de Democracy Now más otros, muchos más. Entre todo el planeta y los movimientos sociales se puede construir una producción de 10-12 horas diarias de contenidos informativos, por ejemplo. Y yo creo que eso va a ir creciendo mucho, lo que pasa es que hay que ir viendo, pero no veo muchas otras salidas para los movimientos y los medios alternativos que especializarse, profesionalizarse y entender el nuevo marco global en el que ya no hablan solamente con panfletos para el barrio sino que tienen que discutir con gente muy preparada de todo el mundo.

En tu idea sobre cómo debe evolucionar esta herramienta, sobre cómo debe la gente apropiarse de internet y con ello fortalecer una posibilidad de revolución,  de transformación, ¿qué sueñas, hacía dónde ves el futuro?

Creo que las organizaciones tienen que empezar a especializarse tecnológicamente. Hay que conseguir más gente que produzca multimedia y luego darle oportunidad a esas figuras relevantes intelectuales, mediáticas, científicas, académicas, de publicar en espacios que se vayan volviendo de referencia. Creo que esa va a ser nuestra salida, construir espacios con muy buenos contenidos profesionales. Y luego la distribución pear to pear, el distribuirnos para hacer esa comunicación en medios locales de masas, medios nacionales y globales. Y podemos pelear en los tres territorios. Hay que hacer mucha investigación en ingeniería de datos, juntar piececitas desde el común para construir.

Lo que está pasando con el uso de las redes sociales en las movilizaciones en América Latina, el Oriente próximo, en parte de Europa, España, Italia, Portugal, Grecia, Brasil, ha significado una explosión comunicativa que ha desbordado el control gubernamental de la comunicación y el control de la oposición a la comunicación. Sin embargo, aún no soy muy optimista con respecto a la madurez de estos movimientos.  A veces creo que está muy bien la ruptura de ese discurso incluso de la propia izquierda, pero por otro lado se nos queda en un desahogo. No hemos sido capaces aún de tomar el control político de nuestras vidas, y estas nuevas formas tienen mucho que ver. Ocurren porque la comunicación es descentralizada y es persona a persona y es una explosión  de personas. Tarde o temprano va a ocurrir la explosión de organizaciones (o ya está ocurriendo) que suban al poder.

Estás trabajando en una iniciativa revolucionaria: transformar la matriz productiva y cambiar la lógica económica basada en el extractivismo, por una economía común del conocimiento. 

Estamos trabajando en Ecuador con el Plan Nacional del Buen Vivir, que es un documento fascinante que marca la estrategia política y que constituye un mar de oportunidades para quien quiera leerlo y plantear cosas en esas líneas. Ese plan tiene un punto que nos pareció mágico: hay que hacer un cambio de la matriz productiva del Estado, del modelo extractivo en el que el petróleo es el que hace ahora mismo el reparto de renta  hacia una economía basada en el conocimiento común y abierto. Eso supone replantearse prácticamente el modelo económico del país entero y ese es el reto fascinante.

Lo que hemos hecho ha sido plantearle un plan a la universidad publica del estado de postgrado, El Instituto de Altos Estudios Nacionales, para apoyar una investigación en la que puedan participar todas las instituciones, movimientos sociales y académicos que lo deseen. La idea es preparar una cumbre en la que se encuentren cientos de personas repartidas en mesas de trabajo, con un sistema bastante avanzado de participación.

El cambio por el que estamos trabajando significaría, por ejemplo, libros escolares abiertos. Que tú no tengas que comprar a la editorial Santillana cada año los libros, que han modificado 3 comas, y obligan a gastar dinero a toda una generación año tras año. Si esto estuviera en un wiki público, y con un pub listo para que tú en cualquier imprenta de barrio te puedas imprimir tus libros escolares, estás distribuyendo esa riqueza, ese trabajo y ese conocimiento, se está construyendo el libro de manera pública colectiva entre muchos profesores y considerando el conocimiento escolar como algo crítico, y no como un modelo de negocio para unas empresas. Hablamos de producción de fábricas distribuidas, hablamos de monedas alternativas, de sistemas de pago alternativos, de abaratar los costos de acceso a la información académica y de abaratar las maestrías y la formación pública a través de e-learning, entre otras cosas.

Con la investigación, que es la primera parte, queremos calcular cuánto se gasta y cuánto se pierde con ese sistema extractivo del conocimiento con las multinacionales, y explorar la posibilidad de que el conocimiento puede ser la base de la riqueza nacional.

 

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
Enjambre
Un espacio para pensar, repensar, deshacer y recrear la política, las iniciativas, los movimientos, las acciones y los paradigmas. Para revalorar concepciones, propiciar articulaciones, construir puentes entre orillas con la mente consciente de la brecha generacional. Hacer del texto acción y de la acción enjambre.
i.letrada La revista pseudoacadémica más cultural de Bogotá.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :