I.LETRADA.CO | Baladetas y sonatinas | DE LEONARDO A FEDERICO, DE FEDERICO A LEONARDO
Baladetas y sonatinas

DE LEONARDO A FEDERICO, DE FEDERICO A LEONARDO

A MANERA DE MANIFIESTO...   http://youtu.be/odKyTEw3bFw     Amigo: Mucho me agradó recibir su carta y puede vusted asegurar que ha sido un rato de gran satisfacción espiritual. yo no me presento a su vista nada más que como un compañero (un compañero lleno de tristeza) que ha leido alguna de sus preciosas poesías.   Soy un pobre muchacho apasionado y silencioso que, casi casi como el maravilloso VerlainE, tiene dentro una azucena imposible de regar y presento a los ojos bobos de los que me miran una rosa muy encarnada en el matiz sexual de peonía abrileña, que no es la verdad de mi corazón. Aparezco ante las personas (esas cosas que se llaman gentes, como un oriental borracho de luna llena y yo me siento un Gerineldo en una época odiosa y despreciable de Kaiseres y de Las Ciervas (¡que se mueran!).Mi tipo y mis versos dan la impresión de algo muy formidablemente pasional… y, sin embargo, en lo más hondo de mi alma hay un deseo enorme de ser muy niño, muy pobre, muy escondido. Veo delante de mi muchos problemas, muchos ojos que me aprisionan, muchas inquietudes en las batallas del cerebro y del corazón y toda mi floración sentimental quiere entrar en un rubio jardín y hago esfuerzos porque me gustan las muñecas de cartón y los trasticos de la niñez, y a veces me tiro de espaldas al suelo a jugar a comadricas con mi sobrinita la pequeñuela (es mi encanto)…, pero el fantasma que vive en nosotros y nos odia me empuja por el sendero. Hay que andar porque tenemos que ser viejos y morirnos, pero yo no quiero hacerle caso… y sin embargo, cada día que pasa tengo una idea y una tristeza más. ¡Tristeza del enigma de mí mismo!, hay en nosotros amigo esteban, un deseo de querer no sufrir y de bondad innata, pero la fuerza exterior de la tentación y la abrumadora tragedia de la fisiología se encargan de destruir. Yo creo que todo lo que nos rodea está lleno de almas que pasaron, que son las que provocan nuestros dolores y que son las que entran en el reino donde vive esta virgen blanca y azul que se llama melancolía…, o sea el sino de la poesía ( no concibo más poesía que la lírica). En él entré hace ya mucho tiempo…tenía diez años y me enamoré, después me sumergí del todo al profesar la religión única de la Música y vestirme con los mantos de pasión que Ella presta a los que la aman. Después entre en el reino de la poesía, acabe de ungirme de amor para todas las cosas. Soy un muchacho bueno, en suma, que a todo el mundo abre su corazón…desde luego soy gran admirador de Francia y odio con toda mi alma al militarismo, pero no siento más que un deseo inmenso de humanidad. ¿A que luchar con la carne mientras esté en pie el pavoroso problema del espíritu? Amo a venus con locura, pero amo mucho más la pregunta ¿Corazón?..., y, sobre todo, ando conmigo mismo, como el raro y verdadero Cesar Vaca con el fundidor…; mi yo quiero que sea.   [caption id="attachment_370" align="aligncenter" width="783"] Federico y Cohen.[/caption]   En cuanto a las cosas que hago, únicamente le diré que trabajo muchísimo; escribo mucho y hago mucha música. Me basta saber que es su espíritu el de un poeta. Y si esta escasa luz de mi alma que pongo en esta carta no la supiera vusted ver o si se riyera, solo me quedaría la amargura íntima de haberle enseñado algo de mi relicario interior a un alma que cerró sus ojos y sonrió escéptica. Desde luego descarto esto. Yo soy un gran romántico, y este es mi mayor orgullo. En un siglo de zepelines y de muertes estúpidas, yo sollozo ante mi piano soñando en bruma haendeliana y hago versos muy míos cantando lo mismo a Cristo que a Budha, que a Mahoma y que a Pan. Por lira tengo mi piano, y en vez de tinta, sudor de anhelo, polen amarillo de mi azucena interior y mi gran amor. Hay que matar a los “pollos bien” y hay a (sic) anular las risas a los que amen a la Harmonía. Tenemos que amar a la luna sobre el lago de nuestra alma y hacer nuestras meditaciones religiosas sobre al abismo magnifico de los crepúsculos abiertos…, porque él colorea la música de los ojos…ahora dejo la pluma para montarme en la piadosa barca del sueño. Ya sabe vusted como soy yo en algo de mi vida.   Si me quiere contestar, su casa es Acera del Casino..., por más que ya lo sabe mi tío. Déle vusted mis abrazos. Es muy bueno y muy cariñoso..., pero no me conoce a fondo.He sido para él un muchacho que ha habla(do) poco, ha sonreído y nada más. Perdóneme esta letra tan infame que tengo. He sido muy sincero con su alma...Lea vusted esta carta triste, medítela, y después estoy seguro que dirá "... pero ¡qué muchacho!, ¡tan joven!...; al fin poeta". ahí va toda mi mano izquierda, que es la mano del corazón. Federico.

(carta a Adriano del Valle, finales de 1918.)

  http://youtu.be/JQm1OmLMNno   http://youtu.be/JUKu2-QEspQ
COMENTARIOS
Cargando comentarios...
Baladetas y sonatinas
Ana María Trujillo (S)ocióloga Lo mío son las palabras y las imágenes, el poder de contar historias, la tentativa de construir puentes.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :