I.LETRADA.CO | Baladetas y sonatinas | CUMBIA Y SONIDOS DEL CARIBE EN CHILE (PARTE I)
Baladetas y sonatinas

CUMBIA Y SONIDOS DEL CARIBE EN CHILE (PARTE I)

.

  "Chapi Chap" Chaparro http://www.flickr.com/photos/chapilix/page1/, poeta del arte plástico y juglar andino, nos invita a un viaje en piragua con sabor a chipi chipi por la cordillera de los andes. "de arriba abajo de arriba abajo, al poco rato que ya me sentía borracho, no podía encontrar lo que yo andaba buscando..."   El término “cumbia chilenera” se ha agrupado a una nutrida cantidad de bandas chilenas como Chico Trujillo y Juana Fé, que se han dedicado a rescatar la cumbia como ritmo principal,  fusionándola también con otros ritmos como el funk y el reggae, caracterizándolo como otro sonido diferente al de los grupos más populares de cumbia sound de los 90’s, (Amerika’n Sound, Los Viking 5, D’Latin Sound, Ráfaga). Mucho se ha hablado sobre cumbia chilenera como un fenómeno reciente, de la última década, sin embargo, esas bandas sólo son algunas dentro de una oferta aún más amplia de interesantes cruces y propuestas musicales que están sonando en este momento en Santiago, y siendo exportadas desde allí. Propuestas cumbieras como Cholomandinga, Villa Cariño;  que orgullosamente chilenas, crean un sonido pachanguero que recoge toda una tradición de la cumbia en ese país pocas veces señalada.   http://youtu.be/GHjtgG_tuYo   En realidad, la cumbia y la influencia de la música colombiana en Chile es de vieja data. A Chile la cumbia lo ataca en un movimiento de tenaza, llegando desde Perú (donde en los 60’s el genio musical de Juaneco y su Combo peruano le había impreso su propio carácter psicodélico en las selvas de Iquitos, sembrando las semillas de la música chicha) y desde la Argentina, infectada de cumbia luego de que Lucho Bermúdez permaneciera en ese país junto con la melodiosa voz de  Matilde Díaz durante 9 meses en Buenos Aires (1946), tocando y grabando con músicos de la talla de  Eduardo Armani y Eugenio Nóbili y bajo contrato con la RCA Víctor; compone y graba temas como “Danza Negra", "Caprichito", "Cumbia Colombiana", además de otros ritmos como bambucos y tangos. También vale la pena recordar que en Buenos Aires estuvo radicado durante los 50’s y 60’s nada más y nada menos que Julio Bovea, donde alcanzó mucho éxito grabando vallenatos e incluso experimentando con ritmos como el beat bajo el mismo sello que Bermúdez.   http://youtu.be/GD_MEe3E97M   En el caso de la cumbia psicodélica peruana, ésta entra a Chile por el norte minero dejando una profunda influencia en las ciudades norteñas y en muchos de sus  asentamientos salitreros como Humberstone o María Elena, en algunas de las cuales tocaron grandes bandas aquellos ritmos clásicos de la cumbia y el merecumbé, al mismo tiempo de los nuevos y pegajosos ritmos destilados en la selva peruana.   Mientras tanto en Santiago, las clases adineradas también habían caído bajo el embrujo de la cumbia llegada desde Argentina, y en sus más importantes escenarios de variedades y espectáculos se alternaban artistas como la cubana Ninón Sevilla, el gran bolerista local Lucho Gatica, y orquestas como la Cubanacán, Huambaly , La Sonora Palacios y la orquesta Ritmo y Juventud, que incluyeron en su repertorio temas colombianos que ya gozaban de popularidad gracias a las grabaciones y los vinilos provenientes del otro lado de la cordillera. Hervía un furor por ritmos colombianos como la cumbia y el merecumbé de Pacho Galán (quien incluso se dio ocasión de rechazar una jugosa oferta para dirigir su propia orquesta en Santiago, además de Caracas y Nueva York), nuevo ritmo  tropical tan popular explosivamente como el mambo de Perez Prado.   http://youtu.be/HgNNogyrZmo   El mismo Luisín contaba ya con una buena experiencia como cantante con la Billo’s Caracas Boys y había conocido y trabajado de cerca con músicos de la talla Beny Moré y Nat King Cole en su natal Venezuela, encontrándose en un ambiente propicio y receptivo a su talento, donde pronto se unió a un tour de artistas de la nueva ola como Los Ramblers y Luis Dimas, quienes también gozaban de mucha popularidad con su twist a la chilena “Rock del mundial”. Así que en su instancia germinal, la cumbia y el rock en Chile se difundieron al mismo tiempo.   http://youtu.be/qDZfphtLMUE   Muy pronto se originaron mezclas endémicas que recorren una larga trayectoria desde su origen en los 60’s hasta la “nueva” cumbia chilena; que atraviesa grandes momentos históricos en Chile, como la Unidad, una dictadura de 17 años, y finalmente, una vuelta a la democracia  y auge económico del país austral. todo un trasegar del tiempo en que  la semilla de la cumbia en Chile ha adoptado diversas formas, y ha sido cultivada y gozada.    Lusín alternó entre Chile y Venezuela durante 25 años, alejándose un tiempo del país austral durante los años más crudos de la dictadura luego de identificársele como simpatizante de la Unidad Popular tras haber participado en un acto, donde también terminó accidentado luego de caer de un escenario. Sin embargo, retomó su carrera en Chile a finales de los 70’s, itinerando dentro del país con su propia orquesta y aliado con músicos como el saxofonista de Jazz Daniel Lencina y el pianista Valentín Trujillo .   http://youtu.be/O_-NxwUW2Fw http://youtu.be/JAGVdO5LcMs     En Chile llegó a engendrar 13 hijos y vivió hasta los  77 años, falleciendo en el 2008 en Santiago, ciudad donde decidió realizar su vida y su familia, y donde actualmente reposan sus restos. Su aporte a la música chilena fue introducir una variedad de ritmos y canciones colombianas que tienen hasta el día de hoy tanto arraigo en Chile, que incluso el artículo de Wikipedia sobre Lusín lo menciona como el autor de temas como “La piragua” (José Barros) “Los 100 años de Macondo” (Daniel Camino). Seguramente fue el mismo Luisín quien gracias a su experiencia al pasar por Colombia, introdujera a Chile temas poco conocidos de Los Corraleros de Majagual como “La Banda Borracha” “La Medallita” y “La Parabólica”.   http://youtu.be/CH_A3bgI2hE http://youtu.be/ZFbRWhekY0Q     Por ello, no es de extrañar que temas de raigambre campesina de la costa Caribe colombiana hayan cautivado a Chile desde hace mucho tiempo, llegando a ser parte fundamental del repertorio musical que acompaña las celebraciones populares, como las de las fiestas patrias en el mes de Septiembre, y que haya tenido una larga evolución experimentaría desde hace décadas.   El éxito dentro de Chile de las bandas de la Nueva Cumbia Chilena, y la impresión generalizada dentro de ese país de ser autores de antiguas canciones colombianas, es una muestra de cómo las raíces de la música colombiana y tropical tienen vieja data en los rincones sureños de América Latina.   http://youtu.be/1p3tSvdpEAk http://youtu.be/_Ywb3HrJ5Go     [caption id="attachment_331" align="alignright" width="187"] Chapi Chap con la cumbia en Bogotá.[/caption]    
COMENTARIOS
Cargando comentarios...
Baladetas y sonatinas
Ana María Trujillo (S)ocióloga Lo mío son las palabras y las imágenes, el poder de contar historias, la tentativa de construir puentes.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :