I.LETRADA.CO | El astrolabio | TAURO: ESTRUCTURA REAL DEL MUNDO IDEAL
El astrolabio
ESCRITO POR
Astroclío
El hijo no reconocido de la relación reprobable que sostuvieron durante un largo tiempo Clío, la musa de la historia, y un astrólogo vulgar que tenía a Marte en Escorpio.

TAURO: ESTRUCTURA REAL DEL MUNDO IDEAL

La era de Tauro

Tauro fue un signo determinante en el proceso de superación del carácter nómada que le había impreso la Era de Géminis (6.000- 4.000 a.C) a la humanidad. Es decir, el signo del Toro fue clave en el proceso de sedentarización y “civilización”; recordemos que la invención de la escritura y de la rueda sucedió durante el tiempo que rigió esta era entre el año 4.000 y 2.000 a.C. Fue también en este periodo que la agricultura comenzó a desarrollarse de manera más cierta en el Valle del Indo, hoy India, y en el lugar que poblaron los sumerios, donde hoy es Irak. Así que sí, Tauro rige la agricultura, los campos, los paisajes bucólicos, el inicio de la civilización, las estructuras materiales básicas de desarrollo de la humanidad.

Características generales y filosofías del signo

Se puede decir que para las personas gobernadas por el primer signo de la tríada de tierra (los otros dos son Virgo y Capricornio) y que rige entre más o menos el 20 de abril y el 20 de mayo de todos los años, las estructuras materiales de existencia son una prioridad, si no olvidamos que este signo está regido por Venus y en él la Luna está exaltada. Venus en este signo le da una expresión corporal al amor, y la luna matiza emocionalmente la enorme carga material que ya tiene. También podemos relacionar a Tauro, al igual que los otros dos signos de tierra ya citados, con el mundo laboral. No olvidemos que el primero de mayo, día del trabajo, se celebra en este signo, aunque en el caso de Tauro el fin del trabajo es lograr el confort (Venus regente), por eso en ocasiones se le asocia con la figura del burgués. Lo cual parece paradójico en un taurino como Marx, filósofo y economista que luchó con denuedo contra la burguesía (aunque hay suspicaces que consideran que «El Manifiesto del Partido Comunista» se puede leer como un elogio velado al ascenso del capitalismo) en todo caso términos como “condiciones materiales”, “materialismo histórico” o “dialéctico”, así como la crítica al idealismo, y que las condiciones de emancipación y felicidad de la especie estuviesen garantizadas o esencialmente determinadas por la consolidación del mundo material, lo hacen uno de los representantes más certeros del signo del gran mamífero rumiante, que contrasta con un filósofo como Immanuel Kant, quien buscó argumentar y construir con cierto idealismo un mundo en el que en muchos sentidos está sustentado el actual.

Aterrizar el ideal y objetivar la realidad

En la historia de la filosofía podríamos citar otros nombres como David Hume, el fundador del empirismo -¡qué filosofía tan aterrizada!- o al “padre” del existencialismo: Sören Kierkegaard, el positivista Herbert Spencer, Robert Owen, precursor del cooperativismo o Mijail Bakunin, quien se esmeró toda su vida por evaluar la posibilidad de realizar el anarquismo en la tierra; finalmente sería necesario decir que uno de los fundadores de lo que hoy entendemos como Ciencia Política fue el taurino filósofo Nicolás Maquiavelo, experto en aterrizar la política a sus condiciones reales de existencia, sin moralismos irrealistas.

Otros nombres definitivos de personajes históricos pertenecientes a eso que hoy llamamos ciencias humanas y que merecen ser citados son Sigmund Freud, con el descubrimiento de la sexualidad (Venus en signo de tierra, corporalidad) como determinante del accionar de la especie, y Max Weber, quien “aterrizó” la ética protestante en el espíritu del capitalismo.

Arte y economía

La Luna exaltada y el Venus regente, equilibran lo tremendamente aterrizado de un signo de tierra como Tauro y dan la posibilidad de que existan sujetos como Shakespeare -bastante romántico- o Leonardo Da Vinci, quien con un tremendo sentido de la estética trascendió en el mundo del arte y, como genio que era, intentó crear también una copiosa cantidad de inventos, casi todos fallidos, orientados a multiplicar la imaginación y mejorar la vida en la tierra.

La evidencia de la importancia del mundo material económicamente constituido lo vemos en Turgot quien es el primero, como dice Schumpeter, en aterrizar los ciclos de la economía, además de cofundar la fisiocracia en Francia. Von Hayek, uno de los padres del capitalismo moderno, o John Stuart Mill, uno de los exponentes más importantes del utilitarismo, demuestran esa tesis.

Política, revoluciones y contrarrevoluciones

Tauro no solo ha incursionado en el mundo de la economía, sino que también lo ha hecho con evidente contundencia en el mundo revolucionario, quizá en respuesta a Escorpio, quien es su signo opuesto complementario. Aunque las revoluciones se hacen en el signo de las tenazas y el aguijón, los líderes de estas pertenecen a Tauro. Su extrema radicalidad e ímpetu lo hacen posible. Lenin o el Ché Guevara[1], por ejemplo, lo demuestran con creces. Incluso nos vamos ir más atrás: Toussaint Louberture liberará a Haití de Francia; Miguel Hidalgo, con su famoso grito, comenzará la emancipación del imperio español en México; Maximilien de Robespierre llevará la Revolución Francesa a sus extremos. Ruhollah Jomeini liderará la revolución iraní de 1979, Ho chi Minh hará lo propio en Vietnam; Augusto César Sandino, con sus ideas, inspirará el Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua; Farabundo Martí, contemporáneo de Sandino, luchará por los derechos de los campesinos en El Salvador. Guillermo de Orange Nassau emancipará a los Países Bajos del dominio católico y español. Oliver Cromwell liderará la Revolución inglesa matando a Carlos I en 1649. En Colombia, Pedro Antonio Marín, alias “Tirofijo”, fundará la guerrilla de las FARC en 1964 y morirá en rebeldía en 2008.

Curiosamente, al ser un signo conservador -en oposición a Escorpio-, Tauro producirá también derechistas en armas llevados de la radicalidad de sus convicciones, como fue el caso de Carlos Castaño Gil con las Autodefensas Unidas de Colombia, o en un plano más global, el de Adolf Hitler (sujeto con una discapacidad emocional señera). La contundencia de las decisiones políticas en este signo también se ven en otros dos protagonistas de la Segunda Guerra Mundial: Hirohito en Japón y  Harry S. Truman en Estados Unidos, quien dará la orden de lanzar dos bombas atómicas sobre Japón. Sin embargo, los dos primeros perdieron ante el signo de la expansión y la colonización, ante los sagitarianos Stalin y Churchill. No obstante podemos considerar que Tauro es un signo que busca colonizar para expandir los territorios donde la manada pueda pastar; “el espacio vital”, lo llamaba Hitler. Gengis Kahn creó el mayor imperio en extensión que se haya registrado y era del signo que se inquieta cuando ve el color rojo. Isabel de Castilla fundó el imperio español; Marco Aurelio expandió el Imperio Romano hasta lo máximo que tuvo en kilómetros cuadrados; Catalina II, “la Grande”, hinchó el imperio ruso, así que sí.

Música

Teniendo en cuenta este contexto de radicalidad (ir a las raíces, decía Marx), se puede argumentar en que el punk, música visceral, parece Tauro. Joey Ramone vocalista de The Ramones es de ese signo. Ahora mismo escucho Sex Pistols… Syd Vicious, el vocalista y símbolo del punk, también pertenece a este animal astrológico. Ni hablar de Iggy Pop, o de Peter Towsend, de The Who, quien fue el primero en romper guitarras en el escenario.

Una afortunada Blitzkrieg musical y no una infortunada Blitzkrieg en campo de batalla durante La Segunda Guerra Mundial.

Para concluir

Aunque Tauro es un signo que busca realizar la estructura real del mundo ideal y ha sido tradicionalmente asociado con la paz, la estética de la existencia, la tranquilidad y el trabajo persistente en pos de un sueño (de hecho gran parte de la gente que conozco de este signo es así)  y que por ejemplo un tipo como Krishnamurti, el líder espiritual hindú, podría ser un buen exponente de esta tesis, es necesario también aclarar que la díada que hace con Escorpio lo conturba. Al toro es mejor dejarlo pastar en paz y no torearlo en lo absoluto, porque aunque es el signo de la resistencia y el aguante, de soportar los pesos de la existencia, hay muchas ocasiones en la historia que el aguante acumula tanto que no puede refrenarse y estalla.

La paz ideal (Venus y Luna) que ansía Tauro.

Notas


[1] Existe una polémica relativa a la fecha del nacimiento del Ché. Algunos dicen que nació el 14 de mayo (lo que lo haría Tauro, como acá se sostiene) y otros, que nació el 14 de junio, lo que lo haría géminis. En la biografía escrita por Jon Lee Anderson se sostiene la primera fecha.

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
El astrolabio
"Originariamente “especular” significaba observar el cielo y los movimientos relativos de las estrellas con la ayuda de un espejo. Sidus (estrella) ha igualmente derivado en “consideración”, que significa etimológicamente mirar el conjunto de estrellas. Estas dos palabras abstractas, que designan hoy operaciones altamente intelectuales, están enraizadas en el estudio de los astros reflejados en espejos. Se introduce de este modo una bella paradoja: el reflejo aséptico del espejo se superpone a otro reflejo especulativo. La naturaleza de lo especular contiene por igual ambas visiones y si una quedaba eclipsada por la otra se debía tan sólo a una toma de posición apriorística." (Joan Fontcuberta)
i.letrada La revista pseudoacadémica más cultural de Bogotá.
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :