I.LETRADA.CO | EDITORIAL | MORIR DE AMOR
EDITORIAL
MORIR DE AMOR
ESCRITO POR
Ana María Trujillo
Lo mío son las palabras y las imágenes, el poder de contar historias, la tentativa de construir puentes.

MORIR DE AMOR

No hay peores lugares comunes que los que giran alrededor del amor. Canciones, películas, novelas y revistas los reproducen: estamos expuestos a ellos desde la primerísima infancia del tío Disney y su legión de plebeyas, harpías y príncipes; “famosos” enamorados posan radiantes en las portadas de las revistas, las mismas en las que tres meses o dos años después posarán de nuevo, pero cada uno con su nuevo amor de la vida, mientras millones de televidentes alrededor del mundo se paralizan ante el matrimonio de un inconcebible par de ‘monarcas’… sí, en pleno siglo XXI. De todo ello, que a la final carece de importancia para mí, lo que realmente me enferma es el descubrimiento paulatino del autoengaño al que se someten tantos en nombre de ideales que a la final nadie sabe quién impuso, por qué nos tomamos tan al pie de la letra y cómo es posible conseguir.

Es realmente desalentador ver el trasfondo de la mayoría de las relaciones de pareja. Se construyen sobre mentiras o abusos, celos, desconfianza, miedo, conformismo. Como si fuera una regla naturalizada tener que cambiar, deformar u ocultar partes y facetas de uno mismo para estar con alguien. Y si bien no estoy queriendo decir que lo que vale es la altanería del propio carácter, sí creo que hay sacrificios que no tienen lugar cuando se pretende ‘el amor’; que ‘el amor’, como lo entienden muchos, es como una piedra preciosa, escasísima, rara, por la cual vale la pena (literal) pagar cualquier precio, aunque en realidad sea pura fantasía.

Son muy pocos quienes se atreven a desafiar los lugares comunes, pero existen. En la cotidianidad, desde la academia; literatura e historias de vida que nos enseñan que los celos no son “normales”, sino una patología normalizada. Que la monogamia no es una regla sino una opción, que a algunos les viene bien y a otros les resulta imposible, y no tiene sentido ocultarlo. Que la sexualidad no es una sola, ni obligatoria, ni tabú. Que sexo y género no son lo mismo, y no hay solo dos opciones. Que el matrimonio no es la máxima realización del amor, es un contrato. Que los hijos no son el fin último ni del sexo ni del matrimonio ni del encuentro entre una mujer y un hombre, ni tampoco su potestad exclusiva. Que es posible amar a más de una persona o no amar a nadie. En suma: que el amor es probablemente lo que nos haga sentir bien, lo que nos haga sentir plenos, no jugar a convencernos de que nos sentimos plenos mientras esculcamos teléfonos ajenos, luchamos contra nuestros deseos sin saber muy bien por qué, nos casamos por miedo a estar solos o tenemos sexo sin disfrutarlo. Que el amor es eso que tiene toda posibilidad de existir a pesar de los mil y un rostros falsos que se esgrimen en su nombre cada día.

Por eso, en este mes de celebraciones mercantilizadas de ‘amor y amistad’, i.letrada se pregunta por los mil rostros y posibilidades del amor. Lo sacamos de las instituciones, incluso del lenguaje, en un Versiones capitales con María Teresa Garzón; exploramos el transfondo médico y discursivo de esos volantes que se reparten en las calles prometiendo un ser amado humillado y sometido; exploramos los meandros de la experiencia poliamorosa; Santa nerda nos trae un recorrido por los hitos sociales e históricos que han definido y legislado sobre nuestra intención y expectativa de estar con alguien; en Tras escena, presentamos a Pedro Lemebel, toda tacones, toda poética, toda política. En Archipiélagos de nitrato han encallado unas bandas sonoras huérfanas de película; La red le trae la invitación para unirse al Combo 2600 y hacer algo por Bogotá y Epistolario entreteje sueños, recuerdos y recorridos en la primera carta que dos amigas se escriben en años.

La invitación es, en definitiva, a que este mes del “amor y la amistad” no se limite a regalar flores y jugar al amigo secreto; queremos incitar a pensar la forma en la que nos relacionamos, a desaprender esas prácticas nocivas de apropiarnos personas, de vivir sentimientos que nos aprisionan en lugar de complacernos. Esta es, sin lugar a dudas, una de las inquietudes más importantes dentro de nuestro equipo y nuestras historias de vida. Creemos en la importancia y en la diferencia que hace tener la iniciativa de construir relaciones más sanas y provechosas con los demás. Así que una vez más, bienvenidos a la cosecha i.letrada del mes.

Si estas letras o este tema le suscitan nuevas reflexiones, no dude en hacerlas llegar a editorial@iletrada.co

 

COMENTARIOS
Cargando comentarios...
ILUSTRACIÓN N27
numero 27 / Noviembre - 2014
NO SERÁ FÁCIL
numero 27 / Noviembre - 2014
LET'S TALK ABOUT SEX
numero 26 / Agosto - 2014
EL AMOR DE OTRAS MANERAS
numero 17 / Septiembre - 2013
El disgusto por las formas de amor tradicionales ha movido a María Teresa hacia una práctica menos impositiva: la hamora.
BRUJAS, YERBERAS Y OTRAS HIERBAS RARAS
numero 18 / Octubre - 2013
QUÉ DIFÍCIL EL POLIAMOR…
numero 17 / Septiembre - 2013
PRóXIMOS EVENTOS
Upss! No hay eventos que mostrar
¿TIENES UN EVENTO?
APOYAN :